La farmacéutica estadounidense Pfizer enviará a Chile 1,6 millones de dosis de su vacuna contra el coronavirus durante el primer trimestre de 2021, en un proceso que será paulatino y que comenzará con los grupos prioritarios.

Según lo publicado por El Mercurio, la compañía enviará 550 mil vacunas mensuales, lo que haría que las 10 millones de dosis comprometidas demoren 15 meses en arribar en su totalidad, tomando en cuenta que los pacientes requieren dos dosis para lograr la protección esperada.

“Vamos a vacunar primero a profesionales de salud, sobre todo a la primera línea, a quienes trabajan en urgencia y UCI”, expresó el ministro de Salud, Enrique Paris, al matutino.

El secretario de Estado añadió que “como la vacuna de Pfizer tiene ciertas restricciones para el traslado, sobre todo en avión, estamos pensando en vacunar en la RM y en otras dos regiones de Chile, que todavía no están definidas totalmente”.

En cuanto a las prioridades en la inoculación en esta primera etapa, el Comité Asesor en Vacunas e Inmunizaciones (Cavei) recomendó dividir a la población en tres grupos, considerando su nivel de exposición al virus.

El primer sector en el listado está vinculado a los servicios esenciales y actividades críticas, y lo integran funcionarios de salud, Gobierno, Fuerzas Armadas, Fuerzas del Orden y Seguridad, Gendarmería, Bomberos y personas privadas de libertad.

En segundo lugar aparece el personal crítico de los ministerios, Poder Judicial, Poder Legislativo, gobiernos regionales, municipios, trabajadores de servicios básicos y de transporte.

Tras esto se pasarán a los los funcionarios públicos, personal de jardines infantiles, profesores y mayores de 18 años sanos.

Jeannette Dabanch, infectóloga de la Universidad de Chile y coordinadora del Cavei, indicó que “en todo el mundo se ha asumido que muy probablemente el periodo de vacunación para alcanzar las necesidades de cada país va a demorar muchos meses”.

/psg