Y ojo, que fueron los teleséricos cibernautas los primeros en notar que algo no andaba bien en la “pareja ideal” que vivía su amor en México y que generaba envidia en aquellos que únicamente pueden aplicar “escaldasolo” en las frías noches de invierno.

Para que entienda: cuando todo va bien, los famosillos comparten hasta sus momentos más íntimos con los fanáticos, y así lo hacían los argentinos, que incluso debutaron en Tik-Tok durante la cuarentena. ¿Y? De un momento a otro esos registros desaparecieron.

Y eso no es todo, pues tampoco estaban las postales románticas, que fueron eliminadas del perfil de Instagram de los dos. Y anote algo más: ya ni siquiera se siguen. O sea, hay razones de sobra para creer que terminaron.

¿Quiere sacar el tejido y saber más? Lucila siguió cautivando a sus seguidores con sus despampanantes fotos, pero con frases realmente profundas. “Dedícate a sentirte bien contigo mismo… es con quien pasarás el resto de la vida”, fue una de las últimas.

Otro detalle que no dejaron escapar fue la ubicación actual de ambos. Hace ya un mes y medio que la modelo fitness se encuentra retomando su vida en Chile, mientras que el futbolista disfruta de unos días de relajo en el Caribe. Como diría Bombo Fica, “sospechosa la hu…”.

Lo cierto es que La Cuarta no quiso quedarse en puras especulaciones y, por lo mismo, intentó varias veces contactarse con la modelo argentina para consultarle sobre su estado sentimental, pero ella desvió las llamadas e ignoró los mensajes.

Flechazo

Fue en septiembre del 2019 cuando Lucila y Lucas decidieron hacer pública su relación. En ese entonces, todos los portales de noticias hablaban de la nueva historia de amor de la argentina, quien se había casado en 2012 con Benjamín Alvarado, de quien ya estaba separada hace tres años.

Así, la rubia se veía realmente feliz, iba a los partidos a acompañar al goleador y, finalmente, en febrero de este año Lucas recibió una oferta en México. La modelo no dudó en armar sus maletas y seguirlo en esta nueva aventura, pero el destino quiso otra cosa. Al menos por ahora, eh.

/gap