Pese a que se esperaban números azules, la economía chilena tuvo una contracción de 1,2 por ciento en octubre, acumulando ocho meses de caída consecutivos. El Imacec informado por el Banco Central fue un balde de agua fría, y así fue asumido por el Gobierno y expertos.

El ministro de Hacienda, Ignacio Briones, asumió que las cifras “efectivamente están algo por debajo de lo que el mercado esperaba, el cual esperaba cifras levemente positivas”, mientras su colega de Economía, Lucas Palacios, sostuvo que “tenemos que estar siempre por delante de las expectativas, lo que este mes no se cumplió”.

Briones, en todo caso, puso el foco en que “lo peor ya lo pasamos, el segundo trimestre fue horrible, para la historia del olvido. El tercero, también lo dijimos, tuvimos cifras negativas, pero menos malas que las anteriores, pero esta cuestión no es con piloto automático. Esto requiere por un lado inversión, confianza y, sobre todo, que la actividad retome y eso depende de la pandemia que no ha terminado”, dijo en Emol TV.

La apuesta del Ejecutivo en todo caso es ver un repunte en el último cuarto del año. “Nosotros como Gobierno siempre hemos dicho que esperamos el cuarto trimestre empezar a ver números positivos, hemos seguido manteniendo aquello, pero indudablemente el desafío es bien mayúsculo (…) Estamos conscientes de que hay una base de comparación que es más baja, pero creo que la oportunidad de recuperarnos está ahí y nosotros como Gobierno le estamos poniendo con todo en esa dirección”, añadió.

En declaraciones a ADN Radio, Palacios ratificó lo anterior señalando que “estamos trabajando fuertemente para que se recupere la economía, tenemos muchos empleos que recuperar (pero) vamos por un buen camino porque se están generando empleos, se está retomando la actividad y se están incorporando áreas de la economía que habían estado paradas”.

Sin embargo, el ritmo de la actividad económica irá de la mano estrechamente del control de la pandemia. “Si acá los rebrotes vuelven como ha ocurrido afuera y vuelven a una escala y una prolongación elevada, vamos a volver atrás. Eso es un dato obvio y por eso es tan importante respetar las medidas sanitarias, la mascarilla y el distanciamiento (…) si no nos cuidamos no sólo la recuperación económica se pone en riesgo, sino que ese amigo que está sin pega va a ser más difícil que la encuentre”, precisó el jefe de la billetera fiscal.

“A la economía chilena le está costando esta recuperación”

Para Enrique Paris, decano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad Santo Tomás (FEN UST), el mes de octubre “nos vuelve a dar una sorpresa” y los datos “confirman que a la economía chilena le está costando esta recuperación, que la recuperación es más lenta de lo que estaban considerando las proyecciones y que por lo tanto vamos a tener un cierre de año que confirma las proyecciones que han hecho organismos internacionales como el FMI y la OCDE, que afirman podríamos situarnos en un resultado negativo más cerca del -6% que del -4,5% como se pensaba hace unas semanas atrás”.

A juicio del académico, “la actividad económica muestra que sigue siendo muy frágil, muy sensible a las condiciones sanitarias y va a tomar tiempo. Sin embargo, se esperan resultados más positivos para fin de año en noviembre y diciembre, pero cualquier pronóstico hoy día tiene que ser más cauto”.

Al analizar las cifras del mes, de acuerdo al reporte del BC, las actividades que explicaron la caída fueron los servicios y la producción de bienes, con disminuciones de 4,9% y 1,3%, respectivamente.

Según Paris, “los servicios, respecto del año pasado, se contraen todavía fuertemente, pero llama la atención la variación respecto del mes anterior que sigue siendo negativa. En el caso del desempeño de la producción de bienes, el resultado se explica en particular por la caída de la construcción”.

/gap