Universidad Católica logró una importante ventaja este jueves en la ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana, al ganar por 1-2 a River Plate de Uruguay en el estadio Parque “Alfredo Viera” en Montevideo.

El equipo Cruzados, con una formación improvisada por la baja por Covid-19 de Germán Lanaro, se instaló en la cancha de Montevideo y dominó a los “darseneros” de entrada, con un golazo de Fernando Zampedri.

En una jugada de balón detenido, Diego Buonanotte levantó el centro con precisa zurda y el “Toro” definió con clase, de primera, para anotar el 0-1 parcial.

Con el gol, la UC tomó confianza y continuó con la posesión, teniendo dos chances más para aumentar la ventaja: otro disparo de Zampedri, que se estrelló en el palo, y un potente derechazo de Marcelino Núñez que fue detenido por el portero Gastón Olveira.

La UC, si embargo, se complicó después de la media hora. Zampedri quedó afectado tras un duro choque con el defensa Guzmán Rodríguez. El uruguayo, pese a sufrir un corte en su cabeza y visiblemente ensangrentado, siguió sin problemas; el “Toro”, en cambio, sintió los efectos del golpe.

Justo antes del descanso, la defensa cruzada se durmió. Sebastián Píriz anotó el empate 1-1 con un cabezazo, y justo antes del pitazo del árbitro Matías Arezo casi anotó el segundo, tras enorme tapada de Dituro.

La UC recuperó el control tras un penal de Aued

En la segunda parte, Zampedri se quedó en el banco por el golpe que sufrió y Ariel Holan movió fichas para recuperar la posesión ante los uruguayos.

En primera instancia, los cambios no funcionaron, debido a los problemas defensivos, ya que tanto Alfonso Parot y Juan Cornejo no lograban coordinar para proteger el sector izquierdo de la zaga.

Cuando parecía que la UC no encontraba el camino para salir del asedio uruguayo, llegó un penal a favor, tras una mano en el área de River. Luciano Aued tomó la responsabilidad, ante la ausencia de Zampedri, y decretó el 1-2.

Con la ventaja, los pupilos de Holan otra vez tomaron confianza y el partido se equilibró. River Plate apostó con cambios ofensivos, pero Universidad Católica resistió, afirmó su defensa e incluso tuvo la chance de anotar un tercero en el último minuto, con un remate de Cornejo que fue desviado por el portero Olveira.

Con los dos goles como visitante, la UC queda con la primera opción para avanzar a cuartos de final del torneo continental. Ese cupo se definirá el jueves 3 de diciembre en San Carlos de Apoquindo.

/