La Sala de la Cámara de Diputados rechazó esta tarde el proyecto que buscaba modificar la ley de partidos políticos, para exigirles a estas colectividades renunciar expresamente al uso, propugnación o incitación a la violencia como método de acción política.

En la sesión se dio a conocer el nuevo texto presentado por la Comisión de Gobierno Interior, el que al ser votado sumó 80 votos favorables, 31 en contra y 11 abstenciones. Luego, se votó la propuesta establecida en un primer informe de la comisión, la que sumó 76 votos a favor, 34 en contra y 11 abstenciones. En ninguna de las dos oportunidades alcanzó el quorúm necesario -89 votos- para modificar una Ley Orgánica Constitucional, como era el caso. De esta manera, el proyecto quedó archivado.

Los votos en contra fueron principalmente opositores, incluyendo al Frente Amplio y parlamentarios comunistas, socialistas y Andrea Parra y Rodrigo González del PPD, aunque además desde las filas oficialistas se sumó Ximena Ossandón (RN),

La moción, propiciada por los hechos vistos tras el estallido social y que buscaba que los partidos renunciaran expresamente al “uso, propugnación o incitación a la violencia en cualquiera de sus formas como método de acción política” y que, además, lo incluyeran en su declaración de principios, había sido tildado desde la oposición como “innecesario” -ya que la Constitución ya define los lineamientos que deben seguir los partidos políticos, imponiendo duras sanciones en caso de infracciones. e “ineficaz”, debido a que no establecía sanciones.

A través de su cuenta de Twitter, el diputado Issa Kort (UDI) afirmó que “lamentablemente se rechaza, por falta de quórum, nuestro proyecto de ley que obliga a partidos políticos a rechazar el uso de la violencia. Agradezco a quienes nos apoyaron y creen que Chile debe hacer política sin violencia. Se necesitaban 89 votos a favor”.

La iniciativa había sido aprobada en general a fines de octubre pasado, por 92 votos a favor, 38 en contra -principalmente de la oposición- y 17 abstenciones, pero como al proyecto se le realizaron modificaciones durante su discusión, volvió a la comisión de Gobierno Interior de la Cámara, para su análisis en particular.

Comisión de Gobierno

Tras analizar en particular la iniciativa, la Comisión de Gobierno Interior de la Cámara integró las siguientes modificaciones: agrega al final del inciso tercero la oración “debiendo renunciar expresamente al uso, propugnación o incitación a la violencia en cualquiera de sus formas como método de acción política, cumpliendo con el respeto de los principios básicos del régimen democrático y constitucional”.

Asimismo, se incorporaba como inciso cuarto que “se entenderá que ejerce violencia el que públicamente o a través de cualquier medio apto para su difusión pública, incitare directamente a la violencia en cualquiera de sus formas en contra de una persona, un grupo de personas o de un miembro de tal grupo, basado en aspectos tales como etnia, nacionalidad, situación socioeconómica, idioma, ideología, opinión o afiliación política o deportiva, religión o creencia, visión filosófica, sindicación o participación en organizaciones gremiales o la falta de ellas, trabajo que realiza, sexo, orientación sexual, identidad y expresión de género, edad, filiación, apariencia personal, enfermedad o discapacidad”.

Finalmente se aprobó agregar en la letra d) del artículo 5, a continuación del punto final, que pasa a ser seguido, la siguiente oración: “Del mismo modo deberá condenar el uso, propugnación o incitación a la violencia en cualquiera de sus formas como método de acción política”.

/psg