Una “elusión constitucional” y un “modus operandi”. Bajo esos términos se han referido desde el Gobierno a los intentos que, acusan, han hecho algunos parlamentarios para escribir una Constitución “paralela” sin modificar la actual. Algo que consideran se ve reflejado en el proyecto con el que los diputados buscan impulsar un segundo retiro del 10% de las AFP, pese a ser una materia de competencia del Ejecutivo.

Ante esto, La Moneda decidió presentar una iniciativa propia que regule dicho tema y llevar la primera moción además al Tribunal Constitucional (TC). Esto último para que el organismo se pronuncie sobre el mecanismo y evitar que se siga usando para sacar adelante otras medidas que también están fuera de las atribuciones de los parlamentarios, explican en Palacio.

Al respecto, el titular de la Segpres, Cristián Monckeberg, señaló a Emol que “con el Plebiscito, los chilenos nos dieron una tremenda señal acerca de la necesidad de buscar diálogo y acuerdos para construir un camino común, entendiendo que hay diferencias. Pero no se puede construir democracia rompiendo las reglas del juego, saltándose la institucionalidad y contrariando el mandato popular”.

En concreto, los ministros del comité político han advertido de cerca de once mociones parlamentarias ingresadas bajo la misma modalidad, es decir, proyectos de ley que modifican la Constitución por la vía de disposiciones transitorias y que buscan ser frenados por La Moneda.

Proyectos en la mira

Además de la iniciativa ya llevada al TC, en el Gobierno -según una minuta de la Segpres- identifican bajo esta misma categoría una moción de la oposición que modifica la Carta Fundamental para permitir el retiro excepcional de fondos acumulados en compañías de seguros, bajo la modalidad de rentas vitalicias.

Asimismo, se incluye en el listado una iniciativa que establece, por única vez, un impuesto al patrimonio de determinadas personas naturales, destinado al financiamiento de una renta básica de emergencia, junto a otra para prorrogar por un año el pago de las patentes comerciales.

También figuran otros dos proyectos ingresados por senadores de oposición y que autorizan el retiro de ahorros previsionales y que establece un sistema de pensiones solidarias.

Por otra parte, se da cuenta de un proyecto que dispone la suspensión temporal del cobro de cuotas de los créditos sociales otorgados por las cajas de compensación de asignación familiar, otro para posibilitar el retiro de fondos previsionales, tratándose de personas afectadas por una enfermedad terminal, el cual incluso cuenta entre sus autores a algunos diputados de Chile Vamos. Junto a otra que apunta a igualar la pensión de sobrevivencia con la pensión de referencia del causante, en las circunstancias que indica.

Finalmente, el documento da cuenta de dos proyectos más que persiguen un objetivo similar, uno de diputados de oposición que modifica la Carta Fundamental para facultar al juez de familia a solicitar el retiro de los fondos previsionales del alimentante moroso, a fin de pagar las pensiones alimenticias adeudada y el segundo, de un grupo de senadores de oposición, junto a una senadora oficialista, que consta de una reforma constitucional que permite al alimentario solicitar el retiro de los fondos de capitalización individual del alimentante.

/psg