Un grupo amplio de diputados de Chile Vamos, encabezados por la vicepresidenta de RN, Paulina Núñez; la jefa de bancada de la UDI María José Hoffmann y su par de Evópoli, Luciano Cruz-Coke, rechazaron la iniciativa que consideraron “golpista y antipatriota”.

“Estamos frente a un golpe de Estado blando”, acusó Núñez, añadiendo: “Un golpe de Estado blando es un conjunto de técnicas no frontales, no violentas de carácter conspirativo con el fin de desestabilizar un Gobierno y producir su caída”.

Agregó que “si no es eso lo que está detrás de los parlamentarios que hoy osaron presentar un proyecto para no respetar la democracia, entonces estamos frente a qué. Digamos las cosas como son. No fueron capaces de ganar el gobierno y hoy pretenden mandarlo para la casa. No les va a resultar”, aseguró la legisladora, quien valoró la actitud de la DC, cuyos parlamentarios anunciaron que no apoyarán el proyecto.

Por su parte, la parlamentaria María José Hoffmann lamentó que “la izquierda quiera seguir anotándose triunfos dejando asientos vacíos en el Gobierno. Por eso, hacemos un llamado a estos parlamentarios a que dejen de chacrear la democracia”.

“Esto es tan ridículo como que nosotros o el mismo Gobierno presentáramos un proyecto de ley para diluir el Congreso. La ciudadanía lo que está esperando es que este Congreso esté a la altura de lo que el país necesita. Pero este tipo de proyectos de ley lo único que hacen es mermar las confianzas, seguir dañando la democracia”, añadió.

Mientras que la subjefa de bancada RN Karin Luck, acusó a sus pares de la oposición que presentaron la iniciativa de ser antidemocrático y “sobrepasar todos los límites”.

“Este vocabulario que han tenido de odio y casi incitando a la violencia no puede ser. Ellos tienen que respetar, pues todas las autoridades fueron elegidas democráticamente y tienen que terminar sus periodos. Si a ellos no les gusta ese es otro problema. Nosotros lo que tenemos que cuidar son las instituciones y la democracia, y hoy día no puede estar nuevamente en juego porque a un par de diputados se les ocurre llamar a renunciar al Presidente”, aseguró la parlamentaria RN.

En tanto, el jefe de bancada de Evópoli, Luciano Cruz-Coke, llamó a quienes creen en la democracia “a cuidarla”, sobre todo “cuando algunos intentan por vías distintas que la del voto popular, tratar de apropiarse de las instituciones y llegar de forma lateral a la presidencia”.

“Quien se salta hoy las reglas del juego, está dando una señal de no respetar las reglas del juego en el futuro. Hacemos un llamado a las fuerzas democráticas a rechazar estos intentos por parte de quienes no creen en la democracia”, finalizó.

/gap