Este martes, la bancada de la Democracia Cristiana anunció que no respaldaría el proyecto de reforma constitucional presentado por un grupo de parlamentarios de oposición que busca adelantar las elecciones presidenciales y parlamentarias para abril de 2021.

La iniciativa que entre otras cosas busca “legitimar el sistema democrático” cuenta con las firmas del vicepresidente de la Cámara, Rodrigo González (PPD) y del diputado Jaime Mulet (FRVS) -ambos autores del proyecto- y también de Karim Bianchi (Ind), Marcela Hernando (PR), Gastón Saavedra (PS), Guillermo Teillier (PC), Esteban Velásquez (FRVS), Patricio Rosas (Ind) y René Alinco (Ind).

Luego de que el proyecto fuese dado a conocer a la ciudadanía, el jefe de bancada de la DC, Daniel Verdessi, planteó que “tenemos que cumplir con los pasos constitucionales que están claramente escritos. Nosotros no podemos transgredir las leyes que nosotros mismos estamos entregando al poder constituyente”.

En esta línea, el presidente de la comisión de Constitución, Matías Walker, expresó que “en forma clara la bancada de diputados de la DC le estamos diciendo al país que no estamos disponibles para cambiar las reglas del juego democrático. Por muchos errores que todos los días comete el gobierno del Presidente Piñera (…) eso no justifica poner término anticipado a su mandato o la renuncia. Acá hay que ser demócrata hasta que duela”.

Detalles del proyecto

La iniciativa plantea que “la Constitución Política no contempla el mecanismo de elecciones anticipadas” o de renuncia de los diputados o senadores a sus cargos cuando “les afecte una enfermedad grave”. Por ende, según las normas de la actual Carta Magna “no habría posibilidad de convocar a elecciones anticipadas del cargo de Presidente de la República ni de las autoridades del Congreso”.

En este sentido, los diputados que suscriben la moción “proponen un gran acuerdo democrático para adelantar las elecciones de Presidente de la República y del Congreso Nacional, tanto senadores como diputados, como un paso necesario y generoso para legitimar el sistema democrático y permitir la más amplia participación del pueblo en el proceso que estamos viviendo”.

Para tal propósito, plantea, “se hace necesario introducir en la Carta Fundamental, un nuevo artículo transitorio que convoque anticipadamente a elecciones para los cargos de Presidente de la República, senadores y diputados, para el 11 de abril de 2021, fecha en que también se celebrarán las elecciones de alcaldes, concejales, gobernadores regionales y convencionales constituyentes”.

“Hoy día ni la figura del Presidente ni del Parlamento están siendo una solución a los requerimientos que tiene el país”, sostuvo el diputado Mulet, quien añadió que “adelantar un proceso electoral no tiene nada de olor a golpe (de estado) o situación irregular”, enfatizó.

En tanto, González expresó que “el Parlamento que fue elegido democráticamente y el Presidente no tienen ni la misma representación ni legitimidad. El 78% que votó por el Apruebo y el 79% que eligió la Asamblea Constituyente dijo que no debía estar compuesta por los actuales parlamentarios así como todas las encuestas han señalado esa pérdida de legitimidad. La desconfianza sobre las instituciones políticas es muy profunda”.

A juicio del diputado, “esto requiere una relegitimación del poder político y eso nos parece que se debe producir de forma simultánea con la elección del futuro poder constituyente y con las elecciones de alcaldes y gobernadores regionales”.

En esta línea la diputada Hernando insistió que “estamos disponibles para renunciar a nuestros cargos y que sean llevados a una elección democrática”.

Críticas

Durante la jornada surgieron cuestionamientos al proyecto por parte de otras figuras de oposición. “Me parece una irresponsabilidad”. “No me parece que se busque sacar por la ventana a un presidente que entró por la puerta. No me parece”, sostuvo el senador Felipe Harboe (PPD).

/psg