Rafael Dudamel asumió formalmente el mando de Universidad de Chile y luego de debutar ante Everton, tendrá tiempo para preparar de buena manera el próximo partido, contra Universidad Católica en una nueva versión del Clásico Universitario. Situación que no vivió antes de su primer partido, pues apenas dirigió dos entrenamientos antes del duelo ante los ruleteros.

En ese sentido, en su presentación como estratega azul, el venezolano comentó un gesto que tuvieron algunos jugadores del plantel con el nuevo cuerpo técnico, el cual fue buen valorado por el llanero. “Voy a contar una infidencia que me dejó muy feliz y que ya me hizo comenzar muy bien el día, la semana”, dijo.

“Habíamos determinado ayer, se lo habíamos comunicado a los jugadores, ya lo teníamos planificado, darle descanso a futbolistas que vienen acumulando una buena cantidad de minutos, a cinco o seis y darles un par de día de descanso a ellos. Y mi mayor felicidad y satisfacción como entrenador es haber recibido una llamada esta mañana de uno de los capitanes, de Matías (Rodríguez)manifestándome su deseo de incorporarse todos desde el primer día de trabajo”, detalló el entrenador.

En esa línea, el exsleccionador de Venezuela afirmó que “esto me marca mucho lo que es un equipo ganador, así se construye un equipo ganador y quiero públicamente reconocerles ese profesionalismo y ese nivel de compromiso a mis futbolistas porque me emocioné muchísimo”.

“Así que jamás se ponga en duda el nivel de compromiso de nuestros jugadores. Ganando, empatando, perdiendo, lo haremos mejor unas veces que otras, pero dentro de la cancha nos vamos a dejar el alma para, independientemente del rival, el equipo sea muy competitivo”, concluyó Rafael Dudamel.

/