Si bien el interés de Colombia está sobre la mesa, Reinaldo Rueda continuará al mando de la Selección de Chile. Esto, tras la reunión que sostuvo este viernes con Pablo Milad, presidente ANFP, e Ian Mac Niven, el gerente de La Roja.

Pese a que la fea derrota en Caracas rompió los consensos dirigenciales para con el cuerpo técnico, Goal puede contrastar que Rueda no renunciará a su trabajo ni romperá el contrato, en una decisión -ya descartada- que a la Asociación le costaría cerca de 2 millones de dólares. Si el cafetero quisiera partir, le tocaría a él pagar, por lo que la charla se centró en los próximos desafíos y en una síntesis del trabajo realizado, sin menciones a una eventual salida salvo por las nuevas evaluaciones que vendrán después de la doble fecha ante Paraguay (como local) y Ecuador (en Quito) de marzo, donde el piso es ganar en Santiago y ser competitivos en la altura.

“Todos los partidos que se pierden me van a tener en riesgo”, había manifestado el ex Atlético Nacional después de la caída en el Olímpico de la UCV. Pero mientras un tercero no intervenga en la indemnización, no habrá un anuncio oficial de una salida sino que a Rueda se le encomendó continuar con su trabajo de preparación del grupo. Con ello, los microciclos y la constante visualización de opciones para hacer más fuerte al combinado. Goal entiende que el líder del cuerpo técnico cuenta con el respaldo de los futbolistas y se quedará en Chile hasta que los regentes -que apuestan por ahorrar fondos- lo consideren.

/