Una vez más la ministra del Trabajo María José Zaldívar insistió en alertar sobre las consecuencias del retiro anticipado de los fondos en el sistema de pensiones.

A su llegada al Congreso en el marco de la votación en sala del proyecto de ley que permite el segundo retiro del 10%, Zaldívar reiteró que desde un inicio el gobierno ha manifestado su rechazo a este tipo de retiros, justamente por considerarlos contrarios al principio de seguridad social.

En este sentido, y considerando que “el primer retiro significó dos puntos de cotización y este segundo retiro va a significar, 1,8 puntos, si aumentamos la tasa de cotización en seis puntos, al menos 3,8 puntos van a ir llenar el vacío de los recursos”.

Es decir, “una reforma que buscaba aumentar significativamente las pensiones con seis puntos extra de cotización, en la práctica solo va a recaudar dos”, sostuvo