En medio de la crisis económica que está viviendo el país producto del coronavirus, comienzan a surgir ideas para reactivar de forma más rápida la economía y generar más empleos.

Una de ellas viene del académico de la Universidad del Desarrollo, Álvaro Donoso, quien plantea que el Banco Central (BC) aumente temporalmente (5 años) la meta de inflación comprometida de 3% (con un rango de 2% a 4%) a un rango de entre 4% y 6%, es decir, dos puntos porcentuales más.

El investigador del Centro de Investigación de Empresa y Sociedad (CIES) de la Facultad de Economía y Negocios de esa casa de estudios, indica que un aumento de 2% en la meta de inflación comprometida por los próximos 5 años, solo por las condiciones de equilibrio financiero que operan en nuestra economía, “llevaría a un aumento en el tipo de cambio nominal y real inmediato y significativo, lo que es un estímulo para la recuperación más rápida de la economía. Y dice que “luego, en los próximos 5 años, ese mayor tipo de cambio real respecto del que habría existido sin este cambio de política monetaria, se iría deshaciendo, lo que es otro fuerte estímulo -una caída (o menor crecimiento) persistente en el tipo de cambio real- a la actividad económica”.

El documento plantea que un aumento en el tipo de cambio haría más competitivas las exportaciones, incrementando la actividad en esos sectores, a la vez que haría más barato, en términos relativos, los bienes no transables, aumentando la demanda interna por ellos, los que son intensivos en mano de obra.

De acuerdo con Donoso, esta política lograría agregar “motores” a la recuperación económica, la que hoy estaría siendo empujada casi en su totalidad por el gasto fiscal, cuando la deuda pública está aumentando a niveles excesivos.

/gap