Este miércoles, un día después de que Víctor Pérez (UDI) presentara su renuncia al ministerio del Interior, el Presidente Sebastián Piñera decidió que nombrará como su nuevo jefe de gabinete a Rodrigo Delgado, también gremialista y con quien el Mandatario se reunió este miércoles en la mañana en La Moneda.

El alcalde, quien debe renunciar a su cargo de jefe comunal, asumirá a las 19 horas de hoy, en una ceremonia en la sede de gobierno a la cual ya están citados los secretarios de Estado.

De este modo, Delgado -Psicólogo y quien hasta el momento se desempeña como alcalde de Estación Central-, se convertirá en el cuarto jefe de gabinete de la segunda administración de Piñera. Previamente habían asumido Andrés Chadwick -quien comenzó el periodo con el Presidente en 2018 y renunció en octubre de 2019-, Gonzalo Blumel -también estrecho colaborador del Mandatario y quien permaneció 9 meses en el cargo- y Pérez.

El exsenador UDI anunció el martes su renuncia al ministerio del Interior tras permanecer 98 días en el puesto. Su salida se produjo luego de que la Cámara de Diputados aprobara la acusación constitucional presentada en su contra -la séptima que ha impulsado la oposición contra personeros vinculados al gobierno- lo que lo convirtió en el primer secretario de esta cartera en quedar suspendido, desde el retorno a la democracia.

Pese a su dimisión, la acusación será vista ahora en el Senado, donde ahora como “ciudadano” -según el mismo se calificó ayer- arriesga quedar inhabilitado por cinco años para ejercer cargos públicos.

Según consignó La Tercera en esta edición, su salida tomó por sorpresa a la mayoría del gabinete y obligó a Piñera a iniciar la búsqueda de su reemplazante. De hecho, el Jefe de Estado, al no tener un diseño claro, tuvo que nombrar como titular del Interior interino al subsecretario de la cartera, Juan Francisco Galli.

Entre los nombres que sonaban para el reemplazo de Pérez estaban el actual ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, quien ha estado en carpeta en varias oportunidadessu par de Obras Públicas, Alfredo Moreno, y el titular de la Segegob, Jaime Bellolio; y el propio Delgado.

La disputa por quien asumiría la jefatura de gabinete se había centrado en las últimas horas entre Bellolio y Delgado, tensionando las horas previas al cambio. La presidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe, apostaba por el alcalde de Estación Central y así se lo comunicó al Presidente ya el lunes cuando el destino del entonces ministro Pérez aparecía sellado por la acusación constitucional presentada por la oposición.

El propio Mandatario –sin embargo- se inclinaba más por su hasta entonces vocero, con quien ha desarrollado una relación más cercana en el gabinete.

En tanto, y según fuentes de gobierno, la llegada de Delgado no implicaría un ajuste mayor al gabinete.

/gap