Luego del fuerte terremoto que remeció este viernes el mar Egeo y que se sintió en Grecia y Turquía, la gente inundó las calles de la ciudad turística de Izmir.

El ministro del Interior turco, Suleyman Soylu, informó que seis edificios se derrumbaron en dos distritos de esta provincia. Por el momento, se confirmó el fallecimiento de cuatro personas y cientos de desaparecidos.

Consultado sobre el sismo, el embajador de Chile en Turquía, Armin Andereya, aseguró que «ha sido una tristeza enorme».

Buscan a familias chilenas

«Tenemos 13 familias en Izmir, contactamos a 11 y otras se lograron contactar a través de la red de chilenos», precisó el diplomático, en entrevista con el matinal Contigo en La Mañana.

«Nos quedan dos (familias) que no hemos podido ubicarlas. La comunidad está formando su red de apoyo», añadió Andereya.

/gap