El cuadro de Vélez Sarsfield, donde juega el chileno Pablo Galdames, volvió a jugar tras más de 9 meses inactivo y lo hizo en su reestreno en la Copa Sudamericana donde en condición de local empató 0-0 con Peñarol, que venía de salir tercero en la fase de grupos de la Copa Libertadores. El cuadro carbonero venía con mucho más rodaje que el conjunto transandino y eso se vio en los primeros minutos donde el equipo visitante manejaba las acciones del partido.

El equipo del chileno, que ahora dirige Mauricio Pellegrino, había conseguido la clasificación de manera heroica ante Aucas de Ecuador de la mano de Gabriel Heinze. Peñarol llegó a Liniers con 17 partidos disputados de manera oficial, cuatro de ellos por Copa Libertadores. Ese rodaje, le permitió al Manya haber tenido un primer tiempo muy equilibrado, con transiciones rápidas, acercándose al área del equipo local, como si fueran ellos los locales.

Los uruguayos en todo caso salieron con un curioso 4-4-1-1 dibujo que mostraba el respeto que había por Vélez. No sufrió en gran medida, rompió los ataques del rival y cortó el circuito creativo del Fortín. El ex Unión Española tuvo una ocasión clara para abrir el marcador, pero el portero Dawson logró mandar el balón al lanzamiento de esquina.

Vélez tuvo buenas intenciones, pero Peñarol llegó más armado, por lo que es valorable el empate sin goles y ahora definirán todo en Montevideo.

Por Ignacio Soto Bascuñán