Han pasado solamente dos días de la realización del plebiscito y ya hay algunas voces que han mostrado su intención de no seguir la ruta constitucional establecida. 

El lunes 26 de octubre, tan solo 24 horas después de efectuada la votación constitucional, el segundo vicepresidente de la Cámara, Rodrigo González (PPD), anunció en una entrevista en la Radio Cámara de Diputados, la presentación de un proyecto de ley para adelantar las elecciones presidenciales y parlamentarias, argumentando que las instituciones quedaron “deslegitimadas”, afirmando que la mayoría que votó en el plebiscito es “mayor” que la que se manifestó en las elecciones pasadas.

“Tenemos que tener elección anticipada de este Congreso y del Presidente de la República para que en un plazo breve el país comience hacer los cambios con un director de orquesta legitimado” señaló el legislador.

En conversación con El Líbero, González profundiza en esta propuesta, diciendo que “la gente lo único que quiere es que el gobierno se vaya”. En esa línea, señala que el Parlamento también ha perdido legitimidad por lo que sería lo más conveniente para Chile y para el desarrollo del proceso constituyente.

Entre sus mismos pares de la Cámara, la idea fue cuestionada. El diputado Ricardo Celis (PPD), afirma que “las  declaraciones las está haciendo como mocionante del tema. Yo discrepo con él. Si bien el Gobierno perdió claramente su base de apoyo en su período está determinado por la Constitución. Hubo una votación en el 2017 y tiene su fecha de término, igual que para los parlamentarios. Para mí el tema de la pérdida de legitimidad del Parlamento es un tema que viene de largo tiempo y la pega que tiene que hacer el Parlamento justamente hoy día es trabajar para legitimarse y no para abandonar el barco.

La también diputada PPD Andrea Parra enfatiza que las palabras emitidas por González no reflejan la posición del partido. “Esa es una declaración que hace él de manera particular. Si hubiera un respaldo partidario ya habría salido a la luz pública, no hay un respaldo partidario. Es una declaración de él como Rodrigo González”, sostuvo.

En relación a este anuncio del diputado González, que es miembro de la mesa de la Cámara, el primer vicepresidente de la Cámara, Francisco Undurraga (Evópoli), señala: “Yo no estoy de acuerdo. Él tiene todo el derecho de presentar las modificaciones constitucionales que estime conveniente, yo más que votar en contra y dar mi opinión en contrario no tengo mucho más que hacer. Son los derechos democráticos y legítimos por muy descabelladas que sean las ideas”

Agregó que “el Presidente Piñera y nosotros estamos viviendo nuestro periodo dado por la Constitución que actualmente nos rige. La pregunta del millón de dólares es qué vamos hacer después cuando se haga la nueva Constitución, ¿si no nos gusta la vamos a desconocer?”

Pero el diputado González no es el único que se ha referido al asunto. El ex candidato presidencial  del PRO, Marco Enríquez-Ominami, publicó esta tarde en su cuenta de Twitter un mensaje que va en la  misma línea que lo señalado por el legislador PPD. “No tiene sentido hacer elecciones presidenciales y parlamentarias en medio del proceso constituyente. O las adelantamos a abril de 2021, o las hacemos al final del proceso. Como sea, el Congreso actual debería autodisolverse cuando se inicie la Convención Constitucional”.

Al ser consultado Marco Enríquez-Ominami sobre su propio posteo y sobre los dichos de González, el ex candidato presidencial dijo a El Líbero “tiene toda la lógica adelantar las elecciones: es el voto democrático ante la pregunta que el Congreso le hizo al país”.

En esa lógica, ME-O sostiene que “cuando uno elige una constituyente y tiene un Congreso al mismo tiempo, va a haber una disputa de hecho y de derecho y, por tanto, lo mejor hoy es que tengamos un solo Congreso constituyente”. En la misma línea opina el presidente del PRO, Camilo Lagos, señala “en general, los procesos constituyentes de todo orden tienden a destituir los Congresos porque son monumentos constituyentes, en su propia palabra lo señala, son refundacionales”.

Pero tanto el diputado Celis (PPD) como Undurraga (Evópoli) discrepan con la propuesta de ME-O. El parlamentario del PPD afirma que “el Congreso tiene una tarea y la convención constituyente tiene otra tarea. No hay que confundir los dos roles. Cuando Marco Enríquez dice eso es que está confundiendo los roles. Cuando se vota por una convención constitucional es porque se quiere elegir a un cuerpo constituyente y el Parlamento tiene que terminar su tarea que es hacer y no ser constituyentes”.

Undurraga plantea que “no tiene atribuciones la Convención Constitucional para disolver el Congreso y estamos viviendo en una democracia donde nosotros fuimos electos por votación popular”. 

En redes sociales, el senador PPD, Felipe Harboe, también se mostró en desacuerdo con este planteamiento. “Chile necesita liderazgos serios y responsables que respeten la institucionalidad”. 

También los líderes de Unidad Constituyente, criticaron al líder del PRO. Según consigna Emol, el presidente del Partido Socialista, Alvaro Elizalde, dijo que “el itinerario constituyente está establecido en la reforma en virtud de la que se convocó al plebiscito del domingo”. En esa línea, agregó que “este es un tema que quedó regulado claramente”.

Por su parte, el timonel de la DC, Fuad Chahin, señaló “ya vamos a tener elecciones del Congreso y elecciones presidenciales el próximo año, en noviembre. Hoy tenemos que preocuparnos de no debilitar y no generar algún tipo de incertidumbre en el proceso constituyente”.

Heraldo Muñoz, presidente del PPD, subrayó: “No comparto la disolución del Congreso, pues el funcionamiento paralelo de la convención y el Congreso quedó claro en la reforma constitucional”

/gap