El gerente de la tienda, Jackson McLean, publicó una foto a través de la página de Facebook de la compañía con el mensaje que había recibido de la plataforma en el que advertía de que “las listas no pueden posicionar productos o servicios de una manera sexualmente sugerente”.

Por su parte, Facebook ha permitido de nuevo el anuncio de las cebollas y ha enviado a la compañía un comunicado en el que se disculpa por haberlo bloqueado.

“Usamos tecnología automatizada para mantener la desnudez fuera de nuestras aplicaciones, pero a veces no distingue una cebolla Walla Walla de un, bueno, ya sabes”, ha afirmado la jefa de comunicaciones de Facebook Canadá, Meg Sinclair, a la cadena británica BBC.

Esta no es la primera vez que una plataforma elimina una fotografía inocente por supuestamente tener contenido sexual. En 2016, Instagram suspendió la cuenta de una mujer después de haber compartido la imagen de un pastel por violar los términos de uso de la red social.

La usuaria compartió una fotografía de un dulce tradicional británico llamado Easter simnel cake, que se caracteriza por tener unas bolas de mazapán a modo de decoración.

La red social le envío un mensaje en el que le comunicaban que la cuenta había sido deshabilitada por mostrar contenido de tipo sexual o desnudos.