Los disfraces tampoco faltaron en este templado día de octubre. En el colegio Pasionista de Quilpué, el conocido personaje de las marchas, bautizado como “corre dinosaurio” se hizo presente con su atuendo inflable.

El hecho generó un altercado entre quienes defendían su presencia alegando que incluso estaba más protegido que otros votantes, y Carabineros, quienes enfatizaban en que así no se podía ver bien su rostro.

Finalmente, pudo votar.

/gap