A un día del plebiscito que decidirá el futuro de la Constitución, aún persisten diferencias sobre los criterios que se aplicarán respecto de las personas que no respeten las normas sanitarias establecidas en este contexto de pandemia. A pesar de que la regla es clara y quienes estén enfermos con Covid-19 o estén cumpliendo cuarentena no pueden sufragar, el asunto no es del todo claro respecto de las situaciones que se puedan dar al interior de los locales de votación.

Este viernes la fiscal regional del Biobío, Marcela Cartagena, fue entrevistada en el programa que hace la Fiscalía Nacional a través de su Instagram. En la conversación, Cartagena se refirió a las conductas que pueden ser delito durante el plebiscito y el criterio del Ministerio Público para perseguir a los infractores del artículo 318 del Código Penal, que es la norma que establece los delitos contra la salud pública.

La persecutora aseguró que este acto eleccionario, en medio de una pandemia, provoca un choque de derechos:

Luego a Cartagena se le hizo la siguiente consulta: “Si una persona ingresó al local a votar, está en la fila y tiene Covid-19. ¿Qué pasa? ¿Primero vota y luego se le persigue penalmente?”

Ante la pregunta, la persecutora del Biobío aseguró que en ese caso la persona será detenida y no podrá sufragar. “Si eso se detecta, esa persona está en flagrancia de comisión de un delito y puede y debe ser detenida. No podemos empezar a decir ‘ya, señora, vote nomás’. No. La persona contagiada que sale a la vía pública comete un delito, sabe que está enferma, está cometiendo un delito. Entonces no es que vamos a ir más ratito a detenerla. No, usted está detenida y entra en el camino de un delito que se está cometiendo en flagrancia, nada más que hacer”, explicó Cartagena.

Sus palabras refutan el criterio que había fijado el Servel. El 15 de septiembre, el presidente del consejo directivo del organismo, Patricio Santamaría, dijo que en situaciones como esa “lo primero que hay que hacer es respetar su derecho a sufragio”.

Consultado por los dichos de Cartagena, el timonel del Servel reafirmó su criterio y aseguró a La Tercera que “lo que establece la ley es que quienes cometen delitos tienen derecho a votar. Estando en un local de votación no se les puede detener”.

/gap