El MInistro de Sanidad de España ha notificado este lunes 37.889 contagios y 217 fallecidos desde el pasado viernes. Se trata de un aumento en más de 10.000 casos en comparación con la cifra notificada el lunes de la semana pasada, lo que implica una aceleración en la transmisión del virus en España. Según el ministerio, 3.750 casos se han diagnosticado en las últimas 24 horas.

La media de casos en los últimos 3 días responde a los 12.000 casos diarios, lo que entra en el «promedio de los últimos días», ha explicado Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES). «La última semana la estabilización parece tener una ligera tendencia ascendente. La evolución, sin tener un incremento muy rápido, sigue sometiendo al sistema asistencial a presión».

La incidencia acumulada en los últimos 14 días en España ha ascendido a los 312, una cifra mucho mayor a la de hace tres días, cuando Sanidad la cifraba en 280. Mientras, la positividad también aumenta al 12,1 y los pacientes Covid-19 cada vez ocupan un mayor porcentaje de las camas UCI en nuestro país: 21%. Los tres indicadores han empeorado bruscamente respecto al viernes.

El director del CCAES ha lanzado «una reflexión». «Estamos todos muy cansados, la población ha estado con muchas medidas, tanto el confinamiento como después, con un impacto económico muy importante. Imponer medidas más duras es fácil que cueste mucho implementarlas. Para evitar esto, conviene la aplicación a título individual de estas medidas. Ir con la mascarilla, respetar la distancia con tus amigos no es lo más agradable del mundo, pero eso puede evitar medidas más drásticas».

Por comunidades, Simón ha detallado que en Madrid las medidas impuestas por Sanidad y la el Gobierno de la Comunidad han tenido un claro impacto: «Considerando los posibles retrasos, en los municipios de más de 100.000 habitantes, hay 7 que están claramente por debajo de los 500, 5 por debajo de los 400. Solo uno está en 500 y otro, que es Parla, ha pasado a los 579».

No obstante, según el experto, «tenemos que ver como evoluciona. Esto no se ha acabado», ya que en Madrid la incidencia acumulada sigue siendo muy alta. «Aunque algunas medidas se vayan reduciendo, sobre todo el confinamiento permietral, otras medidas se tendrán que mantener». Además, Simón ha señalado que «no hay intención de extender el estado de alarma en Madrid, por lo que no se mantendrá el cierre perimetral de la ciudad».

Por tanto, todo apunta a que este sábado, día en el que se cumplen 15 días desde la declaración del estado de alarma en Madrid, se relajarán las medidas de restricción en la comunidad. Sin embargo, Simón ha apelado a la responsabilidad individual para reducir los desplazamientos innecesarios. «No creo que haya nadie en España que no entienda que la movilidad entre comunidades con diferente transmisión es un riesgo. Espero que no necesitemos tener confinamientos, pero podría ser», ha asegurado.

/gap