La V Asamblea de la ONU para el Medioambiente (UNEA-5), principal organismo de toma de decisiones ambientales del mundo, abogó hoy por abrir una nueva “era de acción” con el objetivo de salvar el planeta ante graves amenazas como la crisis climática, la contaminación y la pérdida de biodiversidad.

“Nos reunimos en un momento de gran agitación. Más de un año después, todavía sentimos todos los impactos de la pandemia” de la covid-19″, afirmó la directora ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente (PNUMA), Ingrid Andersen.

Por ese motivo, la Asamblea de la ONU, que habitualmente se celebra cada dos años en Nairobi, sede del PNUMA, tiene lugar en 2021 de manera virtual (la última sesión se desarrolló en 2019) para abordar decisiones urgentes, si bien continuará de forma presencial en 2022 para tratar asuntos que requieran negociar en profundidad.

“La pandemia de covid-19 está indisolublemente ligada a tres crisis planetarias de nuestra propia creación: la crisis climática, la crisis de la naturaleza y la biodiversidad y la crisis de la contaminación y los desechos”, subrayó Andersen.

El PNUMA ya alertó de esa triple amenaza en un informe divulgado la semana pasada como antesala de la cumbre virtual, bajo el título “Haciendo las paces con la naturaleza”.

Según la jefa del PNUMA, “UNEA-5 debe impulsar el cambio radical hacia una era de acción” porque “el desafío es de proporciones existenciales”.

/gap