El conjunto de Mauricio Pochettino prolongó la resaca del éxito europeo y ofreció una gris versión en el torneo doméstico. Kylian Mbappe pasó desapercibido. El PSG fue puesto en evidencia por un adversario en alza y sumó su sexta derrota liguera.

Al París Saint Germain, sin capacidad de reacción a los goles anotados por Sofiane Diop y el chileno Guillermo Maripán, se le complica la Ligue 1. Es tercero en la tabla a cuatro puntos del Lille, el líder, a uno del Lyon, segundo y amenazado por el Mónaco, cuarto que queda ahora a solo dos del conjunto de Pochettino.

El preparador argentino puso de inicio a un once formado por Navas, Alessandro Florenzi, Marquinhos, Presnel Kimpembe, Layvin Kurzawa; Idrissa Gueye, Leandro Paredes, Ander Herrera; Moise Kean, Kylian Mbappe y Mauro Icardi. Después recurrió a Rafinha y a Marco Verrati y retiró a Gueye y Herrara. Más tarde, en el tramo final, puso sobre el césped a Julian Draxler y a Danilo. Nada funcionó.

El choque se afeó para el campeón a los seis minutos, en una gran acción combinada por los visitantes que terminó con un balón enviado desde la izquierda a la derecha donde estaba Ruben Aguilar que centró con la cabeza al área pequeña donde estaba Sofiane Diop, que de un cabezazo batió a Keylor Navas.

Fue incapaz después de superar la defensa del equipo de Niko Kovac el París Saint Germain que se desarmó cuando encajó el segundo, al inicio de la segunda parte, cuando el chileno Guillermo Maripán aprovechó la pasividad defensiva de Ander Herrera y Marquinhos para ejecutar un tiro raso que superó a Navas.

El PSG, con Ángel Di María y Neymar en la grada, embotelló al Mónaco pero tampoco puso en apuros al meta Benjamin Lecomte. El cuadro local se estrelló una y otra vez ante su rival. Se mostró impotente, sin soluciones, sin sensación de poder enmendar la situación.

/