Mientras continúa en marcha el Plan de Vacunación, son 597.735 las personas ya se han inoculado en el país, según la última cifra revelada la tarde de este domingo por el ministro de Salud, Enrique Paris.

La cifra pone a Chile en el segundo lugar del mundo -después de Emiratos Árabes- en relación a vacunación diaria por países, mientras que “en relación al promedio en 7 días, estamos en el cuarto lugar, incluso no hemos completado los 7 días, esto nos alegra mucho, hemos sido muy destacados a nivel mundial (…) Esto es un récord muy importante, y me siento muy alegre”, indicó Paris en conversación con Mesa Central de Canal 13.

Continuando con el plan de vacunación -cuya extensión del calendario ya fue revelada a partir del 15 de febrero- el secretario de Estado detalló que continúan los grupos por edad, hasta llegar a los 60 años.

En tanto, a partir del 22 de febrero, “vienen los pacientes con comorbilidades, como diabetes, hipertensión, cosas complicadas, porque si se llegan a enfermar, se enferman gravemente y además caen a las unidades de cuidados intensivos”.

En este punto, Paris anunció una decisión que pone pie atrás a lo dicho el viernes por la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, cuando explicaba que las personas con comorbilidades “deben mostrar un documento, emitido por un médico, que acredite que presenta una enfermedad crónica”.

En el caso de las las más frecuentes, como hipertensión y diabetes, “están en las Garantías Explícitas en Salud, el GES, por lo que puede presentar un documento que está en GES o certificado de control de salud que presenta enfermedad crónica”. Sin embargo, el ministro hoy dijo que no se solicitará ningún documento, a menos que la persona voluntariamente quiera presentarlo.

“Nosotros confiamos plenamente en la palabra de las personas, porque he visto que algunos están desesperados por conseguir certificados. En el lugar donde uno se va a vacunar, es normalmente el lugar donde se atiende, por lo tanto, el personal sanitario del consultorio o Cesfam, va a conocer su identidad, y si va a consultorios privados en convenio, también van a conocer su patología”, explicó.

“Si puede llegar un certificado está bien, pero nosotros vamos a confiar en la palabra de la persona, ¿por qué va a ir a vacunarse sin una razón específica?, así que con tranquilidad todos los pacientes con comorbilidad”, dijo el ministro.

Además, la próxima semana se agregaran personas relacionadas a funciones críticas del estado, como “jueces, personas de los ministerios, personas de la Presidencia, pero están incluidos otros: por ejemplo, la gente de los puertos está considerado, no para la próxima semana pero en adelante; también, personal del Banco del Estado, ellos quieren agregar otros bancos y los estudiaremos”.

En el caso de los profesores, Paris recordó que “están incluidos en el grupo que incluye a Onemi, Conaf y bomberos, y en ese grupo están parvularios, personas de salas cunas, jardines infantiles, profesoras, profesores (…) esperamos que se vacunen a fines de febrero o primeros días de marzo, para que entren con seguridad a clases”. En ese sentido, defendió que los protocolos en los colegios “son tan buenos, que la tasa de infección es mínimo”, enfatizando que “este virus es transmitido con menos potencia por parte de los niños”.

/psg