Universidad de Chile logró una importante victoria frente a Unión Española al derrotarlo por 3-0 en el Estadio Nacional, resultado que lo aleja de la zona baja de la tabla ponderada y lo ilusiona con meterse en copas internacionales.

En un primer tiempo opaco, azules e hispanos no se sacaron ventaja, no tuvieron llegadas totalmente de peligro en los arcos, mostrando pocos argumentos de querer ganar el encuentro, sobre todo pensando en lo que se jugaba cada uno. Un par de remates de Jimmy Martínez y aproximaciones con Carlos Palacios fue lo único que tuvo los primeros 45 minutos.

El segundo tiempo comenzó de la misma manera con pocas llegadas en los arcos y poco de fútbol mostrado por los equipos y así parecía que el partido terminaría 0-0. Rafael Dudamel intentó a través de sus cambios y el ingreso de Walter Montillo poder quedarse con la victoria y fue la propia ardilla quien a los 67 minutos abrió el marcador gracias a un remate desde afuera del área. El partido se le abría a la U.

Walter Montillo besa la insignia de la U. La ardilla se transformó en hombre fundamental tras su entrada desde el banco, abriendo el marcador y el partido para los azules.

Luego cuando ya quedaban 15 minutos para el cierre del partido fue Angelo Henríquez quien por tercer partido consecutivo anotó para los azules y comenzaba a cerrar el encuentro y quedarse con los 3 puntos.

Finalmente cuando quedaban 3 minutos para el cierre Criustian Barros recibió falta penal que a través de Joaquín Larrivey se convirtió el 3-0 final y la alegría para la gente de la U que vuelve a ganar dos partidos consecutivos.

Los azules ahora enfrentarán a Curicó Unido en el estadio La Granja, duelo que marcara la suerte de la U en el final de torneo.

Por Ignacio Soto Bascuñán