Hasta Panguipulli llegó el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, junto a algunas autoridades de Carabineros. Esto, luego de la muerte de ayer de un joven tras recibir un disparo de un funcionario policial.

En la ocasión el General Inspector Marcelo Araya, de la dirección nacional de Orden y Seguridad, señaló que “vamos a entregar todos los antecedentes, el carabinero estaba en el cumplimiento de su misión”.

Sobre esto agregó que “hay videos que dan cuenta, se aprecia que el carabinero conmina, requiere que deponga su actitud, se realizan acciones de advertencia y después se ve un peligro inminente para la vida del carabinero. Carabinero también ve el riesgo y peligro en que se vio”.

Araya insistió que “es un procedimiento policial, el carabinero se encontraba dentro de un servicio policial, en cumplimiento de su función. Entregaremos todos los antecedentes necesarios”.

Ayer desde la institución habían señalado que el uniformado actuó en “legítima defensa propia”. En horas de la mañana el Juzgado de Garantía de Panguipulli amplió la detención del funcionario hasta el próximo lunes 8 de febrero. Fiscalía había solicitado tres días, pero se les otorgó dos. Ministerio Público busca recabar todos los antecedentes del caso.

/psg