Excluyendo pensiones, el foco en el Ministerio de Hacienda ahora está puesto en la reactivación. Esa frase es la que más se repite al interior de Teatinos 120 desde la llegada de su nuevo titular.

Rodrigo Cerda lleva casi dos semanas como ministro y quienes conocen la interna de la repartición describen que en este período ha estado abocado a evaluar todo los proyectos y medidas en curso para realizar un diagnóstico y luego fijar las prioridades que marcarán su gestión.

Una de ellas ya está definida: mejorar el subsidio al empleo. Y para ello comenzaron a analizar el estado actual de esa herramienta, para ver qué cambios se pueden hacer.

El objetivo detrás es que haya un mayor número de usuarios, ya que hasta el jueves estos llegaban a 488.501 personas, siendo las mujeres las más rezagadas, puesto que de ese total solo constituyen el 37%.

La cifra en su conjunto es baja, considerando el universo potencial que fijó en un comienzo el gobierno, de un millón de trabajadores. Si bien ya se extendió hasta junio su disponibilidad, ese solo hecho no asegura que se masifique esta medida.

Quienes conocen este proceso sostienen que una fórmula para incentivar la contratación de las mujeres es elevar el monto del subsidio femenino, que hoy es de $ 270 mil, a un nivel cercano a los $ 300 mil.

También se baraja una mayor flexibilidad en los requisitos que tienen que cumplir las empresas de mayor tamaño, junto con extenderlo hasta fines de 2021.

En este mismo contexto, para impulsar la economía se está analizando una serie de medidas, tanto administrativas como legales, para su concreción. En este punto incluso no se descarta enviar una ley corta para fijar una invariabilidad de algunas materias como tributaria, laboral y otras, mientras dura el proceso constituyente, y con ello atraer las inversiones, en el espíritu de lo propuesto por el expresidente de la CPC, Alfonso Swett.

Afirman, además, que se buscará agilizar la inversión pública desde el “minuto 1” y no esperar el último trimestre como suele pasar habitualmente. Por ello, ya se está iniciando un trabajo coordinado con los distintos ministerios como Obras Públicas, Vivienda y Salud para avanzar de manera cohesionada en ese proceso.

Rentas regionales

En abril de este año se realizan las elecciones de gobernadores y por ello el Ejecutivo quiere acelerar la tramitación del proyecto de rentas regionales que ingresó al Congreso a fines de septiembre del año pasado, pero que no ha tenido ningún avance. La iniciativa, que está radicada en la Comisión de Hacienda del Senado, entrega recursos a las regiones para que sean administradas “autónomamente”, pero la revisión final pasará por Hacienda.

El proyecto señala que “el gobernador regional elaborará un proyecto de presupuesto de inversión regional, que deberá contener una programación financiera de mediano plazo, el cual debe ser presentado al consejo regional para su aprobación, y enviarse a la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo, la que lo remitirá al Ministerio de Hacienda”. Este punto no fue bien visto por las distintas bancadas y parlamentarios de regiones, por lo que es un tema a discutir bajo esta nueva administración.

La premura de la elección hace que sea una prioridad para el nuevo titular de las finanzas públicas, puesto que debería estar aprobado a más tardar en el segundo trimestre.

Exenciones tributarias

Uno de los proyectos “emblemas” que tenía el ahora precandidato presidencial de Evópoli, Ignacio Briones, cuando todavía estaba en Hacienda, era el relativo a las exenciones tributarias. Pero si bien la comisión de expertos que convocó Briones entregó hace una semana su propuesta de cuáles se podrían eliminar, para el actual titular de Hacienda no será una prioridad, al menos durante el primer semestre. Esto, porque aunque es un informe completo, se quiere volver a mirar bien los números y las recomendaciones que se entregaron. Y como el foco estará puesto en la reactivación, señalan, no hay mucho espacio para ese trabajo en el corto plazo.

Deuda consolidada y datos personales también estaban dentro de la agenda de mediano plazo, y se quiere dar continuidad y enviar ambas iniciativas en el segundo semestre. También se tiene contemplado seguir el proyecto que pretende modernizar el empleo público. Entre el 7 y 28 de enero se realizó una consulta pública del anteproyecto y ahora se deben analizar las sugerencias que llegaron y se espera iniciar un diálogo con la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF).

/psg