Carabineros defendió y calificó de “legítima defensa propia” el accionar de los uniformados de la misma institución en el baleo que derivó en la muerte de un malabarista en Panguipulli, durante la tarde de este viernes.

“Esto se trató de un procedimiento, de un control de identidad, que realizaron Carabineros en la Plaza dde Armas de Panquipulli, a un individuo que realizaba un expectaculo público, al parecer malabares, también al parecer portando un arma blanca, de tipo machete”, dijo el teniente Coronel Boris Alegría.

“En este control de identidad, Carabineros lo conminó a dejar esos machetes de lado, esta persona no lo hizo, al contrario, se abalanzó contra el personal policial, ante lo cual los carabineros hicieron unos disparos de advertencia al suelo”, añadió.

“Acto seguido esta persona, persistió en irse encima de los carabineros, también, ahora, blandiendo estos elementos que, al parecer son armas blancas, en contra de los carabineros, ante lo cual, ellos, en resguardo de su propia integridad de su propia vida, decidieron y debieron hacer uso de sus armas de fuego, dentro de la legítima defensa propia”, continuó el oficial.

Asimismo, confirmó que el suboficial de carabineros que intervino en el procedimiento resultó con una lesión en su cabeza.

/psg