Han pasado 14 años desde que Evan Rachel Wood y Marilyn Manson comenzaron una relación que terminó en el 2010 después de haber estado comprometidos, pero la actriz ha decidido romper el silencio y nombrar al cantante en un poderoso mensaje en redes sociales, en el que deja al descubierto abusos que vivió durante este tiempo. Evan había mencionado ya antes que había vivido duros momentos en una de sus relaciones y debido a los tiempos a los que señalaba se sospechaba que se trataba del cantante, pero ha sido esta semana cuando decidió terminar con años de silencio y por nombre y apellido, acusar a Manson de lo sucedido. Cinco otras mujeres han dado testimonios similares, relatando lo que vivieron durante sus relaciones, algo que ha estado pasando en estos momentos con otras celebridades. Ante esto, el intérprete se ha visto en la necesidad de emitir una respuesta.

“Obviamente, mi arte y mi vida han sido por mucho tiempo imanes de controversia, pero estas recientes acusaciones sobre mí son horribles distorsiones de la realidad. Mis relaciones íntimas han sido siempre enteramente consensuales con parejas de mentalidad similar. Sin importar cómo -o por qué- otros están decidiendo malinterpretar el pasado, esa es la verdad”, fue el mensaje que apareció en las redes sociales de Manson. En esta publicación, los comentarios han sido bloqueados, pero se ha podido ver que la esposa del cantante, Lindsay Usich, le ha dado like.

El mensaje se dio solamente unas horas después de que Evan tomara el mismo medio para compartir el poderoso mensaje que se replicó alrededor del mundo. “El nombre de mi abusador es Brian Warner, también conocido como Marilyn Manson. Empezó a acosarme cuando era una adolescente y abusó horriblemente de mí por años. Me lavó el cerebro y manipuló para someterme. Ya no voy a vivir con miedo de su venganza, las calumnias o en chantaje. Estoy aquí para exponer a este hombre peligroso y poner en evidencia a los muchos (personajes de la) industria que se lo han permitido, antes de que arruine más vidas. Me uno a las víctimas que ya no van a quedarse calladas”.

/gap