Las ventas de servicio de comida rápida, uno de los sectores más afectados por las cuarentenas, redujeron su ritmo de contracción en los últimos meses de 2020, lo cual no evitó que el año cerrara con una caída histrórica.

Según los datos dados a conocer este jueves por la Cámara Nacional de Comercio (CNC) las ventas a nivel nacional registraron un descenso de 14,2% real anual en el cuarto trimestre de 2020, tras haber caído un 51,9% el trimestre previo.

Por su parte, en términos de locales equivalentes (concepto de same sale store), y tomando en cuenta solo aquello locales abiertos durante el período estudiado, hubo una baja real anual de 3% respecto al cuarto trimestre de 2019.

Así las ventas de comida de servicio rápido anotaron una histórica baja de 39,7% real el año pasado producto de la pandemia.

/